Lácteos, soya y riesgo de cáncer de mama

La leche de animal aumenta el cáncer de mama

Este estudio incluyó a + de 50,000 mujeres, con una edad promedio de 57 años, seguidas durante 8 años. Se identificaron 1057 casos de cáncer de mama. Los datos mostraron que quienes bebían más leche y obtenían la mayor cantidad de calorías de los lácteos tenían un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de mama. La asociación no fue lineal y el mayor riesgo se produjo con bajos niveles de consumo (90-100 calorías por día o 150 ml de leche entera). Una taza por día aumentó el riesgo en un 50%, y 2-3 tazas se asociaron con un 80% de mayor probabilidad de cáncer de mama. Reemplazar la leche láctea con leche de soya se asoció con un riesgo 32% menor de cáncer de mama.

El consumo de soya per se no afectó el riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, en el análisis de sustitución, quienes consumieron leche de soya en lugar de lácteos tuvieron un riesgo 32% menor de desarrollar cáncer de mama.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer, los Institutos Nacionales de Salud y el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y publicado en el International Journal of Epidemiology.

¿Cómo podría la leche de animal aumentar el riesgo de cáncer de mama? Los posibles mecanismos incluyen la presencia de factores de crecimiento como el estrógeno y el IGF-1. La caseína, la proteína principal en la leche, al menos en el laboratorio, acelera el crecimiento del cáncer. La presencia del virus de la leucemia bovina en las vacas lecheras de EE. UU. podría estar implicada ya que este virus se ha encontrado en el tejido mamario.

La leche de soya contiene isoflavonas que bloquean el estrógeno endógeno y reducen la proliferación celular y ayudan a reparar el ADN.

Gary E Fraser, Karen Jaceldo-Siegl, Michael Orlich, Andrew Mashchak, Rawiwan Sirirat, Synnove Knutsen, Dairy, soy, and risk of breast cancer: those confounded milks, International Journal of Epidemiology, , dyaa007, doi.org/10.1093/ije/dyaa007

Seguir leyendo

Nuevas guías alimentarias para enfermedades inflamatorias intestinales

Esta es una guía clínica que se echaba de menos por no haber una recomendación clara en personas con Enfermedades inflamatorias intestinales EII (Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa). El nivel de evidencia para apoyar recomendaciones específicas en la EII es generalmente bajo, pero de todos modos existe información suficiente ya para poder hacer recomendaciones, y además siguiendo la misma pauta se reducirán las enfermedades cardíacas, el riesgo de cáncer y la mortalidad por toda causa.

La extensa guía (50 páginas) se puede resumir en los siguientes 6 puntos:

  1. Come más frutas y verduras.
  2. Reduce el consumo de grasas saturadas y grasas trans, es decir, alimentos de origen animal, aceite de coco y palma.
  3. Reduce el consumo de lácteos.
  4. Evita los alimentos procesados, las bebidas azucaradas y los edulcorantes artificiales.
  5. Reduce / evita el consumo de carne roja y procesada
  6. Come grasas saludables de pescado y alimentos vegetales.
Seguir leyendo

Lácteos y salud (New England Journal of Medicine, 2020)

Existen muchos mitos sobre el consumo de leche no humana propagados por la industria láctea. En este artículo publicado hoy en el New England Journal of Medicine se resumen los datos científicos sobre el consumo de lácteos. Su autor Walter Willett, MD, PhD es el Fredrick John Stare Professor of Epidemiology and Nutrition, y Chair of the Department of Nutrition, en el Harvard School of Public Health. Estas son algunas de las conclusiones:

  • Se puede tener un crecimiento y desarrollo normales durante toda la infancia sin productos lácteos.
  • La evidencia general no respalda un beneficio del mayor consumo de lácteos para la prevención de fracturas. El consumo de leche en la adolescencia no previene las fracturas en la edad adulta e incluso puede contribuir a una mayor incidencia de fracturas en los países con mayor consumo de leche.
  • Los estudios no respaldan la teoría de que el consumo de leche en niños o adultos ayuda a mantener un peso saludable.
  • El consumo de leche no está asociado con una mejor salud cardiovascular. El efecto depende de con qué alimentos lácteos se compara. El consumo de lácteos es mejor para la salud cardíaca que la carne roja, pero menos beneficiosa que el consumo de pescado y nueces.
  • El consumo de lácteos no reduce el riesgo de diabetes tipo 2.
  • El consumo de leche se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, especialmente formas agresivas y más fatales. También aumentó el riesgo de cáncer de endometrio en mujeres. PERO menor riesgo de cáncer colorrectal debido al contenido de calcio.
  • La intolerancia a la lactosa es común en todo el mundo. El consumo de leche de vaca puede predisponer a alergias, asma y eczema y puede precipitar exacerbaciones de asma en adultos.
  • No hay evidencia que sugiera que el consumo de lácteos orgánicos reduzca los problemas de salud relacionados con el consumo de leche no orgánica.
  • La producción industrial de lácteos es uno de los principales contribuyentes a la producción de gases de efecto invernadero, el cambio climático, el uso del agua y la contaminación y la resistencia a los antibióticos.
  • En los países occidentales de altos ingresos, todos los nutrientes que se encuentran en la leche pueden obtenerse de fuentes vegetales y, por lo tanto, no es necesario que los humanos consuman lácteos para la salud y existe el riesgo de daños. En países de bajos ingresos, si la dieta es de baja calidad, los lácteos pueden ser una fuente de nutrientes.
Seguir leyendo

Cambio climático y dieta – Universidad Yale

Nuevo informe de la relación de la alimentación y el cambio climático de la Universidad de Yale publicado el 13 de febrero de 2020.

La producción de alimentos se encuentra entre las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global. La producción de alimentos genera hasta el 30% de las emisiones globales totales y también contribuye significativamente a la pérdida de biodiversidad, la deforestación, el uso de agua dulce y el cambio en el uso de la tierra. la producción de ganado genera los niveles más altos de emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que la producción de frutas y verduras genera los niveles más bajos. Globalmente, los cambios en producción y consumo de alimentos: reducción del desperdicio y el cambio a una dieta más basada en plantas son críticos para reducir el calentamiento global y otros impactos ambientales.

Aunque la mayoría de los EEUU no se consideran vegetarianos o veganos, la mayoría están dispuestos a comer más alimentos a base de plantas, y más de la mitad están dispuestos a comer menos carne roja.

El costo, el sabor y la conveniencia pueden ser motivadores o barreras para comprar o comer alimentos de origen vegetal.

La salud es la principal motivación para comprar o comer alimentos de origen vegetal, y la mayoría de los EEUU dice que los impactos ambientales son personalmente importantes.

Los EEUU de bajos ingresos son más propensos que los de ingresos medios y altos a decir que no tienen acceso a supermercados o productos frescos cercanos.

Aunque la mayoría de los EEUU piensan que la producción de carne contribuye al menos “un poco” al calentamiento global, muchos no hacen la conexión entre los alimentos y el calentamiento global.

Aunque la mayoría de los EEUU piensa que reducir el desperdicio de alimentos y/o el compostaje reduciría el calentamiento global al menos “un poco”, muchos se involucran en el comportamiento del desperdicio de alimentos y la mayoría no composta sus desperdicios.

Seguir leyendo

Asociación de carnes y carnes procesadas con mortalidad (JAMA, 2020)

Pregunta:

¿El consumo de carne procesada, carne roja no procesada, aves o pescado está asociado con incidencia de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por toda causa?

Hallazgos:

En este estudio de cohorte de 29682 adultos estadounidenses agrupados de 6 estudios de cohorte prospectivos, el consumo de carne procesada, carne roja no procesada o aves de corral se asoció significativamente con la incidencia de enfermedad cardiovascular, pero el consumo de pescado no.  La ingesta de carne procesada o carne roja no procesada se asoció significativamente con la mortalidad por toda causa, pero no la ingesta de aves de corral o pescado.

Significado:

Los hallazgos de este estudio parecen tener implicaciones críticas para la salud pública dado que los comportamientos dietéticos son modificables y la mayoría de las personas consumen estos 4 tipos de alimentos diariamente o semanalmente.

Seguir leyendo

Mitos y verdades de ser vegano #Veganuary2020 en Cadena Nacional

Ese interesante ver cómo se empieza a informar sobre alimentación basada en plantas en medios del mainstream. Acá una buena conversación en el programa de TV Chilena “Programa Nacional”. Con el Dr. Rodolfo Neira, médico internista e intensivista whole food plant based, Ignacia Uribe de “Vegetarianos Hoy” (y en Instagram), Connie Achurra y Matías Vega:

Mitos y verdades de ser vegano #Veganuary2020

Seguir leyendo

Revisión concluye que el aceite de coco hace subir colesterol y no es saludable

El aceite de coco es considerado pr muchos como un alimento saludable y está muy de moda, pero lamentablmente tiene un altísimo porcentaje de grasas saturadas, y nada de omega-3. Los que lo defienden plantean que tiene ácidos grasos de cadena intermedia que no harían subir el colesterol, y que es termoresistente (el aceite de auto también es termoresistente, pero eso no lo hace sano).

Afortunadamente para aclarar las dudas se publicó una excelente revisión y metanálisis en la revista Circulation, del American Heart Association de enero del 2020 de cómo hace subir el colesterol LDL “malo” más que otros aceites vegetales. E incluso si hiciera subir el colesterol HDL “bueno”, ya es sabido que eso no es suficiente para compensar lo dañino del colesterol LDL.

Los autores plantean: “El aceite de coco no debe considerarse como un aceite saludable para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y por el contrario se debe limitar su consumo por su alto contenido de grasas saturadas.”

Antecedentes

El aceite de coco es rico en grasas saturadas y, por lo tanto, puede subir los niveles de colesterol, pero también se han sugerido efectos beneficiosos sobre otros factores de riesgo cardiovascular. Por lo tanto, realizamos una revisión sistemática del efecto del consumo de aceite de coco sobre los lípidos en la sangre y otros factores de riesgo cardiovascular en comparación con otros aceites de cocina utilizando datos de ensayos clínicos.

Conclusiones: 

El consumo de aceite de coco aumenta el colesterol LDL significativamente más que los aceites vegetales no tropicales. Esto debería informar las opciones sobre el consumo de aceite de coco.

Ver artículo en la revista Circulation:

Seguir leyendo

Nueva aplicación abillionveg

abillionveg es una nueva aplicación para Android e iOS para encontrar revisiones de usuarios de platos y productos veganos de todo tipo al rededor del mundo.

Tiene la novedad que con cada revisión/publicación que escribas dando tu opinión sobre algún plato o producto vegano generas una donación para el rescate animal.

Además si usas el siguiente link: descargar abillionveg ( ó is.gd/abillionveg ) estarás soportando y ayudando en la mantención de este sitio.

Seguir leyendo

“The Game Changers” disponible en Netflix

The Game Changers” ó “Cambio radical”, está disponible en Netflix desde hoy 16 de octubre en 190 países, incluyendo Chile.

Es un documental de James Cameron (Titanic, Avatar, Terminator, etc) , Arnold Schwarzenegger, Jackie Chan, Novak Djokovic (nº1 ATP), Lewis Hamilton (nº1 Fórmula 1) y Chris Paul (NBA).

Profundiza en cómo una dieta saludable puede mejorar el rendimiento deportivo mostrando deportista líderes en sus especialidades en diferentes disciplinas, y también como esta misma alimentación a través de bajar la inflamación, mejorar la perfusión sanguínea, mejorar la función endotelial, evitar componentes o productos tóxicos o inflamatorios de la proteína y grasa de origen animal (TMAO, hierro hemo, mTOR, IGF-1, Neu5Gc, Entotoxinas, AGEs/productos de glicación avanzada, etc).

Todo el documental está rigurosamente documentado con referencias a los estudios de las mejores revistas médicas, y además cuenta con el testimonio de médicos de primer nivel:

  • Walter Willet, Chair of Nutrition, Universidad de Harvard
  • Kim Williams, Presidente del colegio americano de cardiología
  • Dean Ornish, Preventive Medicine Research Institute, y autor de numerosos estudios RCTs y otros, publicados en las revistas de mayor impacto: New England Journal of Medicine, The Lancet, JAMA, Urology, etc. Universidad de California.
    David Katz
    , director fundador del Yale University Prevention Research Center, Immediate Past-President of the American College of Lifestyle Medicine, George Washington University School of Medicine
  • Columbus Batiste, Chief of Cardiology at Kaiser Permanente Riverside and Moreno Valley Medical Centers
  • Aaron Spitz, Lead Delegate American Urological Association
  • James Loomis, médico del St. Louis Rams and the St. Louis Cardinals, director médico en el Barnard Medical Center, Washington University School of Medicine
  • Caldwell Esselstyn Jr, Director, Heart Disease Reversal Program Cleveland Clinic
  • Robert Vogel, Co-chair NFL Subcommittee on Cardiovascular Health, Universidad Maryland
  • Helen Moon, hematóloga y oncóloga en el Kaiser Permanente Riverside Medical Center

Aparecen deportistas y personalidades de distintas disciplinas:

Enlaces:

Seguir leyendo

Crítica a informe ONU e IPCC (agosto 2019) y sugerencia tibia de comer menos carne

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/aug/08/ipcc-land-climate-report-carbon-cost-meat-dairy

Excelente columna “We can’t keep eating as we are – why isn’t the IPCC shouting this from the rooftops?” en el diario The Guardian de George Monbiot (seguir en Twitter) sobre por qué el informa de la IPCC de la ONU es patético y tibio y debiera ser mucho más categórico:

No podemos seguir comiendo como estamos, ¿por qué el IPCC no grita esto desde los tejados?

 Es una trágica oportunidad perdida … Pero lo que el panel ha producido es patético.
 …

¿Cómo se compara la agricultura con los ecosistemas naturales que de otro modo habrían ocupado la tierra?  Un artículo publicado en Nature el año pasado, pero no mencionado por el IPCC, buscaba contar este costo. Por favor lea estas cifras cuidadosamente.  Podrían cambiar tu vida.

 La huella de carbono oficial de las personas en el Reino Unido es de 5,4 toneladas de dióxido de carbono por persona por año.  Pero además de esto, el artículo de Nature estima que el costo total de gases de efecto invernadero, en términos de oportunidades perdidas para almacenar carbono que la tierra ofrecería si no se cultivara, de una dieta promedio en el norte de Europa es de 9 toneladas al año.  En otras palabras, si contamos los “costos de oportunidad de carbono” de nuestra dieta, nuestra huella total casi se triplicaría, a 14,4 toneladas.

 ¿Por qué esta cifra es tan alta?  Porque comemos mucha carne y lácteos.  El artículo de Nature estima que el costo del carbono del pollo es seis veces mayor que el de la soja, mientras que la leche es 15 veces mayor y la carne de res 73 veces.  Un kilo de proteína de carne de res tiene un costo de oportunidad de carbono de 1.250 kg: eso, increíblemente, es aproximadamente igual a conducir un automóvil nuevo durante un año, o a un pasajero que vuela de Londres a Nueva York y viceversa.

 …

 La investigación publicada en abril por los académicos de Harvard Helen Harwatt y Matthew Hayek, también extrañados por el IPCC, muestra que, junto con millones de hectáreas de tierras de pastoreo, un asombroso 55% de las tierras de cultivo del Reino Unido (tierras aradas y sembradas) están acostumbradas a  cultivar alimento para el ganado, en lugar de alimento para los humanos.  Si se permitiera que nuestra tierra de pastoreo volviera a los ecosistemas naturales, y la tierra que se usa actualmente para producir alimento para el ganado se usara para granos, legumbres, frutas, nueces y vegetales para los humanos, este cambio permitiría al Reino Unido absorber una cantidad asombrosa de carbono.  Esto sería equivalente, en conjunto, según las estimaciones en papel, a absorber nueve años de nuestras emisiones actuales totales.  Y la agricultura en este país podría alimentar a todos, sin la necesidad de importar.

 Una dieta basada en plantas marcaría la diferencia entre el fracaso actual del Reino Unido para cumplir con sus compromisos internacionales y el éxito … Un famoso artículo en Science muestra que una dieta basada en plantas liberaría el 76% de la tierra actualmente utilizada para la agricultura.

 …

 Pero para la mayoría de los productos a granel (granos, frijoles, carne y productos lácteos), los gases de efecto invernadero producidos al transportarlos son una pequeña fracción del impacto general.  Un kilo de soja enviado al otro lado del mundo inflige mucho menos daño a la atmósfera que un kilo de pollo o cerdo criado en la granja en el camino.

 … 

El IPCC, como nuestros gobiernos, no logra resolver estos problemas.  Pero cuando miras la ciencia como un todo, pronto ves que no podemos seguir comiendo así.  ¿Estamos preparados para actuar según lo que sabemos o seguiremos atiborrándonos de la vida de nuestros descendientes?

Leer columna la columna completa en The Guardian.

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/aug/08/ipcc-land-climate-report-carbon-cost-meat-dairy
https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/aug/08/ipcc-land-climate-report-carbon-cost-meat-dairy
Seguir leyendo

Dietas basadas en plantas reducen el riesgo de mortalidad por toda causa en población general, así como mortalidad y enfermedad cardiovascular

2019-Kim H-JAHA-Plant‐Based Diets Are Associated With a Lower Risk of Incident Cardiovascular Disease, Cardiovascular Disease Mortality, and All‐Cause Mortality in a General Population of Middle‐Aged Adults

En este estudio publicado en agosto de 2019 en la revista de Asociación Americana de Cardiología, se analizaron los datos del estudio de cohorte prospectiva AIRC (riesgo de ateroesclerosis en la comunidad): 12.168 adultos fueron seguidos por una mediana de 25 años encontrando que mientras más se basa la alimentación de las personas en alimentos de origen vegetal integrales (no procesados) y menor es el consumo de carne, menor es el riesgo de enfermedad cardiovascular, mortalidad cardiovascular y mortalidad por toda causa.

Las dietas basadas en plantas (whole food plant based diets) redujeron el riesgo de enfermedad cardiovascular en un 16%, la muerte cardiovascular en un 32% y el riesgo de cualquier causa de muerte en un 18-25%. Curiosamente, el consumo de pescado y lácteos bajos en grasa no tuvo un beneficio para la salud cardiovascular.

Los autores concluyen que “nuestro estudio sugiere que aumentar progresivamente la ingesta de alimentos vegetales al reducir la ingesta de alimentos de origen animal se asocia con beneficios para la salud cardiovascular y el riesgo de mortalidad”.

No estoy seguro de qué más datos necesitemos para persuadir a la comunidad médica de que las dietas integrales basadas en plantas pueden prevenir la principal causa de muerte de hombres y mujeres. En reconocimiento de estos hechos, el Colegio Americano de Cardiología ahora recomienda las dietas basadas en plantas para la prevención de enfermedades cardiovasculares en su guía de 2019.

Artículo en JAHA Journal of American Hear Association

2019-Kim H-JAHA-Plant‐Based Diets Are Associated With a Lower Risk of Incident Cardiovascular Disease, Cardiovascular Disease Mortality, and All‐Cause Mortality in a General Population of Middle‐Aged Adults
Plant‐Based Diets Are Associated With a Lower Risk of Incident Cardiovascular Disease, Cardiovascular Disease Mortality, and All‐Cause Mortality in a General Population of Middle‐Aged Adults. Journal of the American Heart Association. 2019;8
Seguir leyendo

Factores de riesgo cardiovascular y demencia

BMJ. 2019 Aug 7;366:l4414. doi: 10.1136/bmj.l4414.

Nuevo estudio de agosto de 2019 (BMJ 2019;366:l4414) encuentra relación entre factores de riesgo cardiovascular y demencia. Se sigue en media 25 años a una población evaluando 7 factores de riesgo (puntaje de 0-14):

  • fumar
  • dieta, (comer frutas, verduras y alimentos ricos en fibra)
  • actividad física,
  • IMC (índice de masa corporal),
  • glicemia alta,
  • colesterol en sangre y
  • Presión arterial

Y se encontró que con cada punto más de menor riesgo cardiovascular (de la escala de 14 puntos para esos 7 factores), se disminuía un 11% el riesgo de desarrollar demencia.

Ver en

BMJ. 2019 Aug 7;366:l4414. doi: 10.1136/bmj.l4414.
BMJ. 2019 Aug 7;366:l4414. doi: 10.1136/bmj.l4414.
Seguir leyendo

Cambios en el estilo de vida es la mejor (y única) forma de prevenir demencias

Lifestyle Factors Are the Best—and Only—Bet Now for Reducing Dementia Risk

A pesar de miles de millones de dólares y cientos de medicamentos potenciales, aún no hay medicamentos útiles para la prevención y la cura de la enfermedad de Alzheimer. En la Conferencia anual de la Asociación Internacional de Alzheimer de este año el mensaje fue claro: El mejor enfoque para prevenir la enfermedad es centrarse en los factores de estilo de vida saludable. Se ha estimado que un enfoque en estilo de vida puede prevenir alrededor del 30-50% de los casos de enfermedad de Alzheimer.

Entonces, ¿cuáles son estos factores de estilo de vida saludable?

  1. actividad física regular – al menos 150 minutos de actividad de intensidad moderada a la semana – cuanto más mejor.
  2. una dieta saludable compuesta de frutas, verduras, granos integrales, legumbres, nueces y semillas, según las directrices recientes de la OMS
  3. mantenga el cerebro sano con actividades como lectura, juegos, manualidades, actividades sociales.
  4. reduzca los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular: hipertensión, colesterol alto, diabetes tipo 2, evite fumar: lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro
  5. duerme bien. Tanto la calidad como la cantidad son importantes. Apunte por 7-9 horas por noche

El Alzheimer no solo es devastador para el individuo sino también para las familias. Tome el control y ayude a reducir el riesgo con un estilo de vida saludable. Lo mejor es que los estilos de vida saludables no tienen efectos secundarios, solo beneficios positivos.

Ver artículo original por Karen Weintraub en la Revista Scientific American.

Seguir leyendo

Editorial del JAMA sobre efectos protectores para la salud de la Fibra

High-Fiber Diet Might Protect Against Range of Conditions JAMA. Rita Rubin, MA. Published April 17, 2019. doi:10.1001/jama.2019.2539

Excelente editorial de esta semana del JAMA (Journal of the American Medical Association) que analiza los efectos beneficiosos para nuestra salud en: mortalidad, enfermedades occidentales (enfermedad cardiovascular, diabetes y cánceres) así como en reducir inflamación de una dieta rica en fibra y carbohidratos complejos (cereales/granos integrales, legumbres, frutas y verduras), y los mecanismos involucrados:

High-Fiber Diet Might Protect Against Range of Conditions.

JAMA. Rita Rubin, MA. Published April 17, 2019. doi:10.1001/jama.2019.2539

  • La moda de dietas bajas en carbohidratos #lowcarb (Atkins, Keto, Grez, Paleo, etc)  le han dado mal nombre a carbohidratos
  • Azúcares y carbohidratos refinados (ej harinas procesadas, arroz blanco/no integral, cereales para desayuno procesados, etc) son perjudiciales
  • Revisiones y metaanálisis muestran que un alto consumo de fibras y cereales/granos integrales (arroz integral, quínoa, avena, etc), pero NO alimentos con bajo índice glicémico, se asocian a REDUCCIONES significativas de MORTALIDAD y enfermedades crónicas #mortality
  • Data observacional muestra 15-30% reducción mortalidad de toda causa y mortalidad cardiovascular, accidentes vasculares, diabetes y CÁNCER en los que consumen más fibra dietética, además reducción de peso, presión arterial y colesterol. Todo esto DOSIS DEPENDIENTE (mientras más, mejor), lo que sugeriría causalidad según autores
  • Para bajar riesgo cardiovascular, cánceres de ovarios, pancreático, hígado, colorrectal, y otras enfermedades, debieran consumir + carbohidratos ricos en fibra: cereales integrales, legumbres, frutas y verduras
  • La dieta occidental ≈15-18 gr/día de fibra. Recomendación >34 gr/día. SÓLO 3% llega a la recomendación
  • A corto plazo dietas bajas en carbohidratos (así como muchas otras) puede hacer bajar de peso, pero no hay estudios a largo plazo, y sí evidencia de mayor mortalidad en cohorte de población general, femenina y postinfartados (aumento mortalidad de casi 50%!)
  • Cáncer de colon es extremadamente raro en África rural donde su dieta es alta en fibra ≈50gr/día, baja en carne y baja en grasas
  • Estudio 2015 mostró cómo el cambio de dieta por sólo 2 semanas (alta en fibra, baja en grasa a alta en grasa y baja en fibra) generaba cambios microbiota, metaboloma y biomarcadores de cáncer. Además de baja en fibra, la proteína animal habría contribuído a cambios negativos
  • Fibra dietética es protectora incluso en personas ya diagnosticadas con cáncer de colon asociándose a reducción de mortalidad
  • Dietas altas en fibras se asocia también a mejor sensibilidad insulínica, perfil lipídico, función endotelial, y MENOR INFLAMACIÓN!
  • A mayor fibra consumida menor CÁNCER DE CABEZA Y CUELLO incluso en no fumadores y no bebedores
  • Dr Burkitt hace más de ½ siglo mencionaba que la fibra protegía de muchas enfermedades, y se ha ido encontrando cómo esto es posible en sitios distales y todo el cuerpo
  • Un mecanismo es la producción de BUTIRATO, un metabolito de la fibra que puede prevenir cáncer en cualquier parte del cuerpo, alimenta células que revisten el colon, facilita la apoptosis células cancerígenas colónicas, y REDUCE la INFLAMACIÓN
  • Parte del beneficio es por nutrientes, especialmente FITOQUÍMICOS presentes en alimentos ricos en fibra, por lo que alimentos procesados “fortificados” con fibra agregada no tienen el mismo efecto
  • Estamos diseñados para una dieta de alimentos encontrados naturalmente
  • Alimentos ricos en fibra no son costosos: cereales integrales y legumbres que son además excelente fuente de proteína, siendo un alimento particularmente subutilizado hoy en día
  • Se necesita URGENTEMENTE EDUCAR a la población sobre la relación del consumo de FIBRA y CÁNCERES y ENFERMEDADES OCCIDENTALES, similar a campañas para reducir el tabaco

Ir a publicación: En la revista JAMA

Seguir leyendo