Informe WWF: El poder restaurador de una dieta basada en plantas (octubre 2020)

Categórico nuevo informe del WWF* de los impactos de nuestra alimentación en la destrucción del medio ambiente, y el poder para restaurar la naturaleza de un cambio a una alimentación basada en plantas (o como la llaman los autores una “dieta basada en el planeta”).

El 83% de las tierras utilizadas para alimentos en el mundo son usadas en ganadería pero solamente generan el 18% de las calorías. En cambio el 82% de las calorías consumidas por humanos son de alimentos vegetales, producidas en solo el 16% de las tierras.

El cambio a una alimentación basada en plantas puede reducir en un:

  • 30% los gases de efecto invernadero (al menos)
  • 46% la pérdida de la vida silvestre
  • 41% el uso de tierra agrícola
  • 20% las muertes prematuras.

Este cambio de dieta no solo ayuda al planeta (cambio climático, biodiversidad, conservación de hábitats naturales, deforestación, uso y contaminación de aguas, desperdicio de alimentos), sino que también nos ayuda a mejorar nuestra salud, mejorar nuestra calidad de vida y ahorrar costos en salud. Se detendría la pandemia de enfermedades crónicas asociadas a estilos de vida, y se reduciría el riesgo de futuras pandemias zoonóticas, al poner menos presión en el medio ambiente reduciendo el contacto estrecho con animales salvajes y la crianza de ganado en condiciones de hacinamiento. El historial no es halagüeño: Covid19 (2020), MERS (2012), gripe porcina H1N1 (2009), SARS (2002), gripe aviar H5N1 (2003-2006).

Llevar una dieta basada en el planeta mejora los resultados de salud en todos los países, incluida la reducción de la mortalidad prematura.

La restauración de la naturaleza dependerá de una combinación de cambios en la dieta, reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos y la adopción de prácticas de producción positivas para la naturaleza. Los cambios en la dieta son potencialmente la acción más rápida de lograr y pueden ayudar a facilitar las otras dos acciones.

Referencias:

Seguir leyendo

Testimonio de vida de Sir David Attenboroungh

Nuevo hermoso y sobrecogedor documental “A Life On Our Planet”, haciendo un llamado a la humanidad a tomarle el peso y actuar ahora sobre la crisis climática planetaria y de biodiversidad. Enfocado en los cambios que todos podemos hacer en el día a día. ¡Muy recomendable!, para verlo en familia.

Enlaces:

Seguir leyendo

Kiss The Ground, Ciencia o Fake News?

Combina algunos datos científicos con mitos, propaganda, usando celebridades para hacer un lavado de imagen ecológico a lo que es indefendible.

Siguiendo una máxima biológica (y espiritual), lo que es saludable para las personas es saludable para los animales, el ecosistemas y el planeta. Lo que mejora la biodiversidad de nuestra microbiota (y por ende nuestra salud física y mental, mejorando la inmunidad, reduciendo inflamación, etc), mejora la #BioDiversidad en el planeta y revierte el calentamiento global. Si intentamos llevar una vida libre de violencia (directa e indirecta) contribuiremos a revertir el cambio climático sin darnos cuenta. #Ahimsa

A continuación resumo los puntos del excelente artículo por Nicholas Carter, científico dedicado al medio ambiente y uso de suelos, y Simon Hill nutricionista: bit.ly/NetflixKissTheGround, además de algunos puntos comentados en los dos podcasts dedicados al tema:

Lo correcto y basado en ciencia, muestra

  • Lo dañino de la agricultura intensiva
  • Lo dañino de una agricultura centrada en pesticidas, en crear ambientes estériles y en matar, y su impacto en todo el ecosistema (biodiversidad, contaminación de aguas, etc)
  • La importancia de la calidad y biodiversidad de los suelos en secuestrar carbono y retener agua
  • La importancia del manejo del desperdicio de los alimentos (1ª solución del calentamiento global @projectdrawdown [1] link en bio) y compostar
  • Menciona, muy de pasada, una alimentación basada en plantas (3ª solución [1])

Lo malo, los sesgado y lo feo

  • No menciona la reforestación (5ª solución [1]), siendo que hablan de biodiversidad (rotar unos pocos cultivos y usar cultivos de cobertura, despreciable vs dejar que ese terreno se reforeste con especies nativas)
  • Habla de la agronomía regenerativa como la panacea para revertir el cambio climático, lo que es FALSO. Sí mejora la calidad de los suelos COMPARADO CON agricultura intensiva, pero no con reforestación, que sí secuestra CO2 en forma sostenida y significativa. La agricultura regenerativa si usa ganado, es emisor neto de CO2.
  • Omite que la agricultura regenerativa se puede hacer con “abono verde” (sin ganado)
  • Crea una falsa dicotomía: agricultura intensiva vs agricultura regenerativa con ganado.
  • No hay evidencia científica que respalde que la agricultura regenerativa usando ganado sea carbono neutral, menos carbono negativa. Alan Savory, su máxima figura, al ser confrontados ha dicho no creer en la ciencia, y no ha podido explicar sus hallazgos, que nadie ha podido replicar, ante lo cual responde que su manejo holístico de ganado no es replicable. Entonces cómo plantea algo como solución al cambio climático si no es replicable. Recordemos que él mismo mandó a matar 40 mil elefantes africanos cuando tenía la teoría (nuevamente sin respaldo científico) que estaban dañando los suelos!
  • Para ver la evidencia científica de la agricultura regenerativa con ganado ver el extenso informe del Food Climate Research Network del Environmental Change Institute, de la Universidad de Oxford [2]
  • A las mismas conclusiones llega la revisión de Carter y cols [3]: “Ecológicamente, la aplicación de los principios de Manejo Holístico (HM) de pisoteo y forrajeo de ganado es tan perjudicial para las plantas, los suelos, el almacenamiento de agua y la productividad de las plantas como lo son los sistemas de pastoreo convencionales.  Contrariamente a las afirmaciones de que la HM revertirá el cambio climático, la evidencia científica es que las emisiones globales de gases de efecto invernadero son mucho mayores que la capacidad de los pastizales y desiertos de todo el mundo para almacenar el carbono emitido cada año.”
  • La ganadería incluso regenerativa es un contribuidor neto de CO2
  • El ganado alimentado de pasto genera 4 veces más metano que en la ganadería convencional
  • No toca la eficiencia en el uso de la tierra. Actualmente el 83% de las tierras cultivables son usadas en ganadería o cultivos para alimentar ganado. 
  • La ganadería genera el 80% de los gases de efecto invernadero asociados a la comida, aportando solamente el 18% de las calorías.
  • Para revertir el cambio climático es necesario reforestar, pero la ganadería convencional, y más aún la de libre pastoreo, que requiere mucha más tierra, requiere que haya más reforestación.
  • Si se combina el cambio a una dieta rica en plantas más la reforestación (en terrenos liberador), pasaría a ser por lejos la solución n°1 para revertir el calentamiento global [1].
  • Actualmente solo el 3-5% de los terrenos cultivables del mundo están dedicados a cultivos para consumo humano.
  • Se mencionan a los bisontes de EEUU como ejemplo “natural” de pastoreo y su efecto en las tierras, pero los bisontes pasaban por un terreno 1-2 veces/año. El mismo Savory dice que si se usara el ganado así tendrían que dejar libre de pastoreo los terrenos por 6-9 meses!
  • Si en EEUU por ejemplo se convirtiera de ganadería convencional a ganadería de libre pastoreo “grass-fed beef”, en el mismo terreno producirían solamente 27% de la producción actual de carne (73% menor producción). Y si ese libre pastoreo fuera del tipo Holístico o regenerativo descrito en Kiss The Ground se reduciría muchísimo más.
  • El revertir el cambio climático pasa necesariamente por el que se consuma menos carne en el mundo, como lo explica bien Sir David Attenborough en su documental A Life On Our Planet [5]
  • Se deja fuera el dato que una dieta basada en plantas produce menos emisiones de gases de efecto invernadero, menos contaminación, menos acidificación de los océanos y utiliza menos agua y tierra, tierra que por lo tanto podemos “liberar” y convertir en bosques para secuestrar rápidamente carbono de nuestra atmósfera. [6-7], lo que es respaldado por los científicos más relevantes en cambio climático del mundo y a partir de datos de 40 mil granjas en 119 países. 
  • Lo más importante que podemos hacer para detener y revertir el cambio climático (y mejorar nuestra salud) es comer más plantas [6-9].
  • No importa tampoco la procedencia, Hannah Ritchie, Phd (Geociencias) lo dice así: “Ya sea que lo compre al granjero de al lado o desde lejos, no es la ubicación lo que hace que la huella de carbono de su comida sea grande, sino el hecho de que es carne”.

[1] Project Drawdown. Table of Solutions https://drawdown.org/solutions/table-of-solutions Accessed Oct 11 2020

[2] Garnett, T., Godde, C., Muller, A., Röös, E., Smith, P., de Boer, I. J. M., zu Ermgassen, E., Herrero, M., van Middelaar, C. E., Schader, C., & van Zanten, H. H. E.. Grazed and Confused?. Food Climate Research Network. Environmental Change Institute, University of Oxford www.fcrn.org.uk/sites/default/files/project-files/fcrn_gnc_report.pdf 2017

[3] Carter, J., Jones, A., Brien, M., Ratner, J. & Wuerthner, G. 2014. Holistic management: misinformation on the science of grazed ecosystems. International Journal of Biodiversity, 2014, 10.

[4] Hayek, Matthew N, and Rachael Garrett. “Nationwide Shift to. Grass-Fed Beef Requires Larger Cattle Population.” Environmental. 2018

[5] Sir David Attenborough’s A Life On Our Planet. Netflix (2020) www.netflix.com/title/80216393

[6] William J Ripple, Christopher Wolf, Thomas M Newsome, Phoebe Barnard, William R Moomaw, World Scientists’ Warning of a Climate Emergency, BioScience, Volume 70, Issue 1, January 2020, Pages 8–12

[7] Poore J, Nemecek T. Reducing food’s environmental impacts through producers and consumers. Science. 2018 Jun 1;360(6392):987-992.

[8] Willett W, Rockström J, Loken B, et al. Food in the Anthropocene: the EAT-Lancet Commission on healthy diets from sustainable food systems. Lancet. 2019;393(10170):447-492.

[9] Arnett DK, Blumenthal RS, Albert MA, Buroker AB, Goldberger ZD, Hahn EJ, Himmelfarb CD, Khera A, Lloyd-Jones D, McEvoy JW, Michos ED, Miedema MD, Muñoz D, Smith SC Jr, Virani SS, Williams KA Sr, Yeboah J, Ziaeian B. 2019 ACC/AHA Guideline on the Primary Prevention of Cardiovascular Disease: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Circulation. 2019 Sep 10;140(11):e596-e646.

Seguir leyendo

Eficiencia ganadería vs alimentación basada en plantas

En este estudio nuevamente evalúan la eficiencia alimentaria de la ganadería, concluyento que

Con un tercio de toda la producción de alimentos perdida a través de cadenas de suministro con fugas o deterioro, la pérdida de alimentos es un contribuyente clave a la inseguridad alimentaria mundial. La demanda de alimentos de origen animal intensivos en recursos limita aún más la disponibilidad de alimentos. En este documento, mostramos que los reemplazos a base de plantas para cada una de las principales categorías de animales en los Estados Unidos (carne de res, cerdo, lácteos, aves de corral y huevos) pueden producir dos veces hasta 20 veces más alimentos nutricionalmente similares por unidad de cultivo. Reemplazar todos los artículos de origen animal con dietas de reemplazo de origen vegetal puede agregar suficientes alimentos para alimentar a 350 millones de personas adicionales, más de los beneficios esperados de eliminar toda pérdida de alimentos en la cadena de suministro.

  • Referencia:
    Shepon A, Eshel G, Noor E, Milo R. The opportunity cost of animal based diets exceeds all food losses. Proc Natl Acad Sci U S A. 2018;115(15):3804‐3809. doi:10.1073/pnas.1713820115
  • Ver artículo completo en PubMed
Seguir leyendo

Eficiencia energética y proteica de la ganadería

Interesante paper que analiza la eficiencia energética de los alimentos de origen animal vs origen vegetal

Abstract

Alimentar a una población en crecimiento y minimizar la degradación ambiental es un desafío global que requiere repensar a fondo la producción y el consumo de alimentos. Las elecciones dietéticas controlan la disponibilidad de alimentos y la demanda de recursos naturales. En particular, reducir o evitar el consumo de productos basados ​​en animales de baja eficiencia de producción puede ahorrar recursos que luego pueden producir más alimentos. Al cuantificar las ganancias potenciales de alimentos de cambios dietéticos específicos, la mayoría de las investigaciones anteriores se centraron en las calorías, con menos atención a otros nutrientes importantes, en particular las proteínas. Además, a pesar de las conocidas cargas ambientales del ganado, solo existen un puñado de estimaciones de eficiencia de conversión de alimentos a alimentos a nivel nacional de lácteos, carne de res, aves, cerdo y huevos. Sin embargo, estas estimaciones de alto nivel son esenciales para reducir los impactos ambientales relacionados con la dieta e identificar caminos óptimos de ganancia de alimentos. Aquí cuantificamos las eficiencias de conversión de calorías y proteínas para las categorías de ganado de EE. UU. Luego usamos estas eficiencias para calcular las ganancias de disponibilidad de alimentos esperadas al reemplazar la carne de res en la dieta de los Estados Unidos con aves de corral, una carne más eficiente y una alternativa a base de plantas. En promedio en todas las categorías, la eficiencia calórica y proteica es del 7% al 8%. Con un 3% en ambas métricas, la carne de vaca es, con mucho, la menos eficiente.

Es decir que si los mismos recursos en calorías y proteína vegetal que se usa para alimentar vacas para que después se la coman seres humanos, habría un 3200% más proteínas y calorías para alimentar a las personas si se usaran alimentamos solamente de origen vegetal (en los mismos terrenos que se usan para ganadería de vacas). Y además se reduciría la deforestación, la huella de carbono, la contaminación de aguas, ríos y mares, la generación de basura y desechos, habría menos resistencia antibiótica (80% de los antibióticos usados en EEUU son para engordar el ganado, y se usan de rutina para engordar a los animales y no para tratar infecciones [Drug Use Review (PDF) (Report). FDA. 2012.]), también habría mucho mayor dificultad para la aparición de nuevas pandemias, etc y tendríamos un sistema de alimentación más compasivo y ecológico. Y siendo egoístas, las personas serían mucho más saludables, vivirían más (y mejor) y ahorrarían en gastos médicos sumas increíbles [Ver en EAT-Lancet Report en EatForum.org o Willett W, Rockström J, Loken B et al. Food in the Anthropocene: the EAT–Lancet Commission on healthy diets from sustainable food systems. Lancet. 2019].

Seguir leyendo

100 Soluciones para el calentamiento global – Charla TED

Excelente chartal TED sobre 100 soluciones para el calentamiento global con evidencia científica (por el proyecto DrawDown) sin quedarse solamente en la inercia de esperar a que hayan cambios de políticas a nivel de gobiernos, acuerdos internacionales (y que posteriormente quizás se lleguen a cumplir) y voluntad de las empresas, sino acá una panorámica general, resaltando los cambios que podemos hacer todos el día a día, para contribuir a revertir el problema:

100 solutions to reverse global warming | Chad Frischmann (con subtítulos en castellano)

Destacan la solución 3 de la transición a una dieta rica en plantas, y que a su vez, esto permitiría liberar enorme cantidad de superficie utilizada actualmente para ganadería o para cultivos para alimentar la ganadería permitiendo así el 5ª solución que es reforestación.

Y la primera solución también es relacionada a la alimentación: el manejo de desechos de alimentos, es decir algo en lo que también todos podemos contribuir.

Nota: el 45% de la tierra cultivable de la tierra es con cultivos para la ganadería, vs solamente el 3% de cultivos para alimentos para humanos
Nota 2: Todos los cálculos del Project Drawdown son extremadamente conservadores, en especial la cifra de una dieta rica en plantas que son solamente considerando un 50% de la población que adopte una dieta rica y no exclusiva de plantas, y además con el número muy conservador de emisiones de equivalentes de CO2 de la ganadería de un 14% de la FAO que hizo en conjunto con la Meat Secretariat y la International Dairy Federation, reflejando un claro conflicto de interés, y no usaron por ejemplo el menos sesgado cálculo del 51% del Banco Mundial (Goodland y Anhang, 2009).

Seguir leyendo

Cambio climático y dieta – Universidad Yale

Nuevo informe de la relación de la alimentación y el cambio climático de la Universidad de Yale publicado el 13 de febrero de 2020.

La producción de alimentos se encuentra entre las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global. La producción de alimentos genera hasta el 30% de las emisiones globales totales y también contribuye significativamente a la pérdida de biodiversidad, la deforestación, el uso de agua dulce y el cambio en el uso de la tierra. la producción de ganado genera los niveles más altos de emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que la producción de frutas y verduras genera los niveles más bajos. Globalmente, los cambios en producción y consumo de alimentos: reducción del desperdicio y el cambio a una dieta más basada en plantas son críticos para reducir el calentamiento global y otros impactos ambientales.

Aunque la mayoría de los EEUU no se consideran vegetarianos o veganos, la mayoría están dispuestos a comer más alimentos a base de plantas, y más de la mitad están dispuestos a comer menos carne roja.

El costo, el sabor y la conveniencia pueden ser motivadores o barreras para comprar o comer alimentos de origen vegetal.

La salud es la principal motivación para comprar o comer alimentos de origen vegetal, y la mayoría de los EEUU dice que los impactos ambientales son personalmente importantes.

Los EEUU de bajos ingresos son más propensos que los de ingresos medios y altos a decir que no tienen acceso a supermercados o productos frescos cercanos.

Aunque la mayoría de los EEUU piensan que la producción de carne contribuye al menos “un poco” al calentamiento global, muchos no hacen la conexión entre los alimentos y el calentamiento global.

Aunque la mayoría de los EEUU piensa que reducir el desperdicio de alimentos y/o el compostaje reduciría el calentamiento global al menos “un poco”, muchos se involucran en el comportamiento del desperdicio de alimentos y la mayoría no composta sus desperdicios.

Seguir leyendo

Lácteos y salud (New England Journal of Medicine, 2020)

Existen muchos mitos sobre el consumo de leche no humana propagados por la industria láctea. En este artículo publicado hoy en el New England Journal of Medicine se resumen los datos científicos sobre el consumo de lácteos. Su autor Walter Willett, MD, PhD es el Fredrick John Stare Professor of Epidemiology and Nutrition, y Chair of the Department of Nutrition, en el Harvard School of Public Health. Estas son algunas de las conclusiones:

  • Se puede tener un crecimiento y desarrollo normales durante toda la infancia sin productos lácteos.
  • La evidencia general no respalda un beneficio del mayor consumo de lácteos para la prevención de fracturas. El consumo de leche en la adolescencia no previene las fracturas en la edad adulta e incluso puede contribuir a una mayor incidencia de fracturas en los países con mayor consumo de leche.
  • Los estudios no respaldan la teoría de que el consumo de leche en niños o adultos ayuda a mantener un peso saludable.
  • El consumo de leche no está asociado con una mejor salud cardiovascular. El efecto depende de con qué alimentos lácteos se compara. El consumo de lácteos es mejor para la salud cardíaca que la carne roja, pero menos beneficiosa que el consumo de pescado y nueces.
  • El consumo de lácteos no reduce el riesgo de diabetes tipo 2.
  • El consumo de leche se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, especialmente formas agresivas y más fatales. También aumentó el riesgo de cáncer de endometrio en mujeres. PERO menor riesgo de cáncer colorrectal debido al contenido de calcio.
  • La intolerancia a la lactosa es común en todo el mundo. El consumo de leche de vaca puede predisponer a alergias, asma y eczema y puede precipitar exacerbaciones de asma en adultos.
  • No hay evidencia que sugiera que el consumo de lácteos orgánicos reduzca los problemas de salud relacionados con el consumo de leche no orgánica.
  • La producción industrial de lácteos es uno de los principales contribuyentes a la producción de gases de efecto invernadero, el cambio climático, el uso del agua y la contaminación y la resistencia a los antibióticos.
  • En los países occidentales de altos ingresos, todos los nutrientes que se encuentran en la leche pueden obtenerse de fuentes vegetales y, por lo tanto, no es necesario que los humanos consuman lácteos para la salud y existe el riesgo de daños. En países de bajos ingresos, si la dieta es de baja calidad, los lácteos pueden ser una fuente de nutrientes.
Seguir leyendo

Dejar de comer carne es lo más importante que podemos hacer por el medio ambiente

Avoiding meat and dairy is ‘single biggest way’ to reduce your impact on Earth

Artículo en The Guardian nos explica por qué dejar de comer carne y lácteos es el mayor cambio que podemos hacer para reducir nuestro impacto en el planeta

“A vegan diet is probably the single biggest way to reduce your impact on planet Earth, not just greenhouse gases, but global acidification, eutrophication, land use and water use,” said Joseph Poore, at the University of Oxford, UK, who led the research. “It is far bigger than cutting down on your flights or buying an electric car,” he said, as these only cut greenhouse gas emissions.

“Agriculture is a sector that spans all the multitude of environmental problems,” he said. “Really it is animal products that are responsible for so much of this. Avoiding consumption of animal products delivers far better environmental benefits than trying to purchase sustainable meat and dairy.”

The new research has received strong praise from other food experts. Prof Gidon Eshel, at Bard College, US, said: “I was awestruck. It is really important, sound, ambitious, revealing and beautifully done.”

Prof Tim Benton, at the University of Leeds, UK, said: “This is an immensely useful study. It brings together a huge amount of data and that makes its conclusions much more robust. The way we produce food, consume and waste food is unsustainable from a planetary perspective. Given the global obesity crisis, changing diets – eating less livestock produce and more vegetables and fruit – has the potential to make both us and the planet healthier.”

Dr Peter Alexander, at the University of Edinburgh, UK, was also impressed but noted: “There may be environmental benefits, eg for biodiversity, from sustainably managed grazing and increasing animal product consumption may improve nutrition for some of the poorest globally.”

Seguir leyendo

Crítica a informe ONU e IPCC (agosto 2019) y sugerencia tibia de comer menos carne

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/aug/08/ipcc-land-climate-report-carbon-cost-meat-dairy

Excelente columna “We can’t keep eating as we are – why isn’t the IPCC shouting this from the rooftops?” en el diario The Guardian de George Monbiot (seguir en Twitter) sobre por qué el informa de la IPCC de la ONU es patético y tibio y debiera ser mucho más categórico:

No podemos seguir comiendo como estamos, ¿por qué el IPCC no grita esto desde los tejados?

 Es una trágica oportunidad perdida … Pero lo que el panel ha producido es patético.
 …

¿Cómo se compara la agricultura con los ecosistemas naturales que de otro modo habrían ocupado la tierra?  Un artículo publicado en Nature el año pasado, pero no mencionado por el IPCC, buscaba contar este costo. Por favor lea estas cifras cuidadosamente.  Podrían cambiar tu vida.

 La huella de carbono oficial de las personas en el Reino Unido es de 5,4 toneladas de dióxido de carbono por persona por año.  Pero además de esto, el artículo de Nature estima que el costo total de gases de efecto invernadero, en términos de oportunidades perdidas para almacenar carbono que la tierra ofrecería si no se cultivara, de una dieta promedio en el norte de Europa es de 9 toneladas al año.  En otras palabras, si contamos los “costos de oportunidad de carbono” de nuestra dieta, nuestra huella total casi se triplicaría, a 14,4 toneladas.

 ¿Por qué esta cifra es tan alta?  Porque comemos mucha carne y lácteos.  El artículo de Nature estima que el costo del carbono del pollo es seis veces mayor que el de la soja, mientras que la leche es 15 veces mayor y la carne de res 73 veces.  Un kilo de proteína de carne de res tiene un costo de oportunidad de carbono de 1.250 kg: eso, increíblemente, es aproximadamente igual a conducir un automóvil nuevo durante un año, o a un pasajero que vuela de Londres a Nueva York y viceversa.

 …

 La investigación publicada en abril por los académicos de Harvard Helen Harwatt y Matthew Hayek, también extrañados por el IPCC, muestra que, junto con millones de hectáreas de tierras de pastoreo, un asombroso 55% de las tierras de cultivo del Reino Unido (tierras aradas y sembradas) están acostumbradas a  cultivar alimento para el ganado, en lugar de alimento para los humanos.  Si se permitiera que nuestra tierra de pastoreo volviera a los ecosistemas naturales, y la tierra que se usa actualmente para producir alimento para el ganado se usara para granos, legumbres, frutas, nueces y vegetales para los humanos, este cambio permitiría al Reino Unido absorber una cantidad asombrosa de carbono.  Esto sería equivalente, en conjunto, según las estimaciones en papel, a absorber nueve años de nuestras emisiones actuales totales.  Y la agricultura en este país podría alimentar a todos, sin la necesidad de importar.

 Una dieta basada en plantas marcaría la diferencia entre el fracaso actual del Reino Unido para cumplir con sus compromisos internacionales y el éxito … Un famoso artículo en Science muestra que una dieta basada en plantas liberaría el 76% de la tierra actualmente utilizada para la agricultura.

 …

 Pero para la mayoría de los productos a granel (granos, frijoles, carne y productos lácteos), los gases de efecto invernadero producidos al transportarlos son una pequeña fracción del impacto general.  Un kilo de soja enviado al otro lado del mundo inflige mucho menos daño a la atmósfera que un kilo de pollo o cerdo criado en la granja en el camino.

 … 

El IPCC, como nuestros gobiernos, no logra resolver estos problemas.  Pero cuando miras la ciencia como un todo, pronto ves que no podemos seguir comiendo así.  ¿Estamos preparados para actuar según lo que sabemos o seguiremos atiborrándonos de la vida de nuestros descendientes?

Leer columna la columna completa en The Guardian.

https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/aug/08/ipcc-land-climate-report-carbon-cost-meat-dairy
https://www.theguardian.com/commentisfree/2019/aug/08/ipcc-land-climate-report-carbon-cost-meat-dairy
Seguir leyendo

FAO: La ganadería amenaza el medio ambiente

Someone not something

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación hace llamado a encontrar soluciones urgentes:

Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero –el 18 por ciento, medidos en su equivalente en dióxido de carbono (CO2)- que el sector del transporte. También es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos.

“El ganado es uno de los principales responsables de los graves problemas medioambientales de hoy en día. Se requiere una acción urgente para hacer frente a esta situación”, asegura Henning Steinfeld, Jefe de la Subdirección de Información Ganadera y de Análisis y Política del Sector de la FAO, y uno de los autores del estudio.

Seguir leyendo

Artículo en The Economist de por qué la gente en países ricos está comiendo más vegano

Why people in rich countries are eating more vegan food

Interesante artículo de octubre de 2018 mencionando los beneficios en la salud, el medio ambiente (reduciendo la principal causa de emisión de gases con efecto invernadero, deforestación y consumo de agua) así como los motivos éticos para no comer alimentos de origen animal (carnes, incluyendo pescados, huevos ni lácteos)

Salud:

Between 2002 and 2007, 73,000 Seventh Day Adventists, a religious group in America, participated in a study of eating habits. The 27,000 vegans and vegetarians among them had significantly lower mortality rates.

Large studies have shown that people who eat a lot of red meat have higher overall mortality rates. … Eating a lot of processed meat is linked to colorectal cancer. The evidence on this seems clear enough for various authorities to recommend limits to the total ingestion of red meat.

In 2016 a study by Marco Springmann and colleagues at the University of Oxford found that, globally, a transition to well-balanced vegan diets might result in 8.1m fewer deaths a year. Universal vegetarianism would avoid 7.3m deaths.

Medio ambiente:

Mr Springmann and his colleagues calculated that in 2050 greenhouse emissions from agriculture in a vegan world would be 70% lower than in a world where people ate as they do today

Raising cattle produces seven times more in terms of emissions per tonne of protein than raising pork or poultry does, 12 times more than soya and 30 times more than wheat.

Ética:

The vegans also abstain from milk and eggs because there, too, they see a lot of exploitation, death and suffering. In dairy herds calves are typically taken from their mothers within 24 hours, compared with the nine months to a year they would suckle if left to themselves. Male calves are killed or reared for meat. In industrial egg-production day-old male chicks are killed and simply discarded. Even if one keeps strictly to meat, though, the death toll involved is immense. Over 50bn farm animals are killed for meat every year.

Animals’ brains contain regions clearly analogous to those correlated with consciousness, perception and emotion in humans. They definitely feel pain, and some can both express preferences and, it would appear, hold beliefs about the preferences of others. That would seem to have some moral salience.

Seguir leyendo

Paper del “The Lancet” sobre: Aspectos en la salud y nutrición de dietas sustentables

Health and nutritional aspects of sustainable diet strategies and their association with environmental impacts: a global modelling analysis with country-level detail

Iluminador artículo de octubre del 2018 sobre cómo una dieta basada en plantas, es decir alimentos de origen vegetal, tienen el mayor impacto positivo en nuestra salud y en el planeta comparado con otras dietas.

A public health strategy focused on improving energy balance and dietary changes towards predominantly plant-based diets that are in line with evidence on healthy eating is a suitable approach for sustainable diets.

Seguir leyendo

Artículo en revista Nature: Exploring the biophysical option space for feeding the world without deforestation

Exploring the biophysical option space for feeding the world without deforestation

A vegan or vegetarian diet is associated with only half the cropland demand, grazing intensity and overall biomass harvest of comparable meat-based human diets. Furthermore, a decreasing share of livestock products in human diets could also be associated with health benefits, particularly in the industrialized regions

Seguir leyendo

Artículo del National Academy of Sciences de EE.UU.: Analysis and valuation of the health and climate change cobenefits of dietary change

2016-Springmann M-Analysis and valuation of the health and climate change cobenefits of dietary change

Transitioning toward more plant-based diets that are in line with standard dietary guidelines could reduce global mortality by 6–10% and food-related greenhouse gas emissions by 29–70% compared with a reference scenario in 2050. We find that the monetized value of the improvements in health would be comparable with, or exceed, the value of the environmental benefits although the exact valuation method used considerably affects the estimated amounts. Overall, we estimate the economic benefits of improving diets to be 1–31 trillion US dollars, which is equivalent to 0.4–13% of global gross domestic product (GDP) in 2050.

Seguir leyendo